sábado, 8 de octubre de 2011

El Furano







El furano es un compuesto orgánico que se forma durante el tratamiento de los alimentos con calor y contribuye a las propiedades sensoriales del producto.

Tiene usos industriales, como intermedio en la producción de tetrahidrofurano o en la producción de lacas, como disolvente para resinas y en la síntesis de productos químicos para la agricultura (insecticidas), estabilizantes y productos farmaceúticos (química fina).

No obstante, la mayor exposición humana al furano se produce a través de la ingesta de alimentos. Según el último Informe Científico de EFSA sobre furano de septiembre de 2011, los alimentos que más contribuyen a esta exposición son los potitos en niños pequeños y el café en adultos. Los otros grupos de población, niños más mayores y adolescentes, están menos expuestos al furano por su alimentación.

La Comisión Europea publicó en 2007 una recomendación relativa al seguimiento de la presencia de furano en alimentos (Recomendación 2007/196/CE) por la que instaba a los Estados miembros de la Unión Europea a realizar, durante los años 2007 y 2008, un seguimiento de la presencia de furano en productos alimenticios sometidos a tratamiento térmico.