sábado, 11 de septiembre de 2010

Sucralosa

1,6-dicloro-1,6-dideoxi-β-D-fructo-furanosil 4-cloro-4-deoxi-α-D-galactopiranosido

La sucralosa es el único endulzante de bajas calorías que se fabrica a partir del azúcar. Se lo usa en todo el mundo como ingrediente en alimentos procesados y bebidas de bajas calorías, y como endulzante de mesa de venta libre en los supermercados y tiendas. Es un edulcorante descubierto en 1976, conocido como Splenda(R). En la Unión Europea, es también conocida bajo el código de aditivo E955. Es de 320 a 1000 veces más dulce que la sacarosa,[1] casi el doble de la sacarina y 3.3 veces más dulce que aspartamo. Se fabrica por halogenación selectiva de la sacarosa, donde los tres grupos hidroxilos de la sacarosa se reemplazan por cloro dando 1,6-dicloro-1,6-dideoxi-β-D-fructo-furanosil 4-cloro-4-deoxi-α-D-galactopiranosido o C12H19Cl3O8. A diferencia del aspartame, es termoestable y resiste variedad de pH, puede usarse en pastelería, o productos de larga vida.

La sucralosa se extrae del azúcar a través de un proceso patentado de varios pasos que sustituye selectivamente tres átomos de grupos hidróxilo por tres átomos de cloro en la molécula de sacarosa. Los átomos de cloro crean una estructura molecular que es excepcionalmente estable.

La sucralosa no tiene calorías. Cuando se la utiliza para endulzar alimentos o bebidas, no agrega calorías. Sin embargo, los productos elaborados con sucralosa a veces contienen calorías de otras fuentes, como por ejemplo, hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Los estudios de seguridad demuestran que la sucralosa es un ingrediente seguro y esencialmente inerte. Las conclusiones de los estudios incluyen las siguientes:
  • No se conocen efectos secundarios
  • No es tóxica: No se han observado efectos adversos en los animales sometidos a pruebas, incluso en cantidades equivalentes en dulzor hasta a 40 ó más libras de azúcar por día durante toda la vida
  • No tiene efecto en el metabolismo de los carbohidratos
  • No tiene efecto en el control de la glucosa sanguínea a corto o largo plazo ni en los niveles séricos de insulina: La sucralosa es apta para las personas con diabetes
  • No contiene calorías ni carbohidratos: La sucralosa no es reconocida por el cuerpo como un carbohidrato y no es metabolizada ni descompuesta de alguna otra manera para obtener energía

Referencias

  1. Michael A. Friedman, Lead Deputy Commissioner for the FDA, Food Additives Permitted for Direct Addition to Food for Human Consumption; Sucralose Federal Register: 21 CFR Part 172, Docket No. 87F-0086, April 3, 1998
  2. Truth about splenda, The Sugar Association.


No hay comentarios: