viernes, 5 de junio de 2009

Dicen que desayunar mal provoca estrés y es verdad.



Según la revista Consumer, un desayuno completo ha de contener diferentes grupos de alimentos. Por un lado se encuentran los farináceos, un grupo de alimentos en el que se incluyen el pan (de barra, molde o tostado), los cereales, las galletas, todos ellos ricos en hidratos de carbono, la "gasolina" que el organismo necesita para ponerse en marcha. Los lácteos también han de estar presentes en la hora del desayuno. Tanto leche como yogures o queso, aportarán buenas cantidades de proteínas, calcio y vitaminas, si bien se puede recurrir a la leche de soja u otras leches vegetales que también son una buena fuente de calcio. La fruta es el tercer elemento que ha de contener un buen desayuno. La fruta es fuente de vitaminas, minerales, azúcares y fibra.

No hay comentarios: